7 consejos para la barbacoa perfecta.

El verano se aproxima, así que ya es hora de volver a desempolvar nuestra barbacoa y sacar las pinzas. A la vuelta de la esquina están las largas tardes de calor llenas de amigos, familia, sangría y jardines llenos de humo mientras el primer costillar cae en la parrilla. Aquí tienes nuestros siete consejos para la barbacoa perfecta. Para la cuál esperamos que cuentes con leña de roble gallego Feitizo.

Pinzas para barbacoa

1. Utensilios para la barbacoa perfecta

Un par de pinzas de mango largo hacen que mover los cortes más pesados sea fácil y seguro. La longitud extra de las pinzas mantiene los brazos a salvo de quemaduras. Una sonda de temperatura es una gran inversión para saber si la carne está bien cocinada. Haz tu propio cepillo de hierbas (a nosotros nos gusta el romero, el tomillo y el perejil) para añadir más sabor y atándolas al extremo de una cuchara de madera con un cordel. Basta con mojar las hierbas en un poco de aceite de oliva y cepillarlas sobre las carnes antes de asarlas. Y la última herramienta para el experto en barbacoas son los guantes para barbacoa. Y la última herramienta para el experto en barbacoas son los guantes para barbacoa.

2. La preparación de la barbacoa lo es todo

El primer detalle a tener en cuenta será prever la cantidad de madera que necesitaremos para asar nuestros alimentos y no quedarnos sin brasa. Calcular la cantidad de carne que necesitas es fundamental. Medio costillar de cerdo, una brocheta vegetal y un criollo por persona es un buen punto de partida. Las hamburguesas y los perritos calientes son una gran idea para los mas pequeños de la familia. Las guarniciones y los condimentos son fundamentales. Los embutidos, un buen chimichurri casero, las ensaladas, las tartas y los quesos son garantía de éxito.

consejos para la barbacoa perfecta
carne para la barbacoa perfecta

3. Marinar la carne de tu barbacoa

El marinado es nuestro mejor aliado para aportar más sabor a la carne y que después de su cocción no quede seca. El resultado final valdrá la pena.

El líquido del marinado debe tener una base ácida (vino, zumo de limón, vinagre, leche agría) con una mezcla de algunos vegetales, hierbas y especias que lo aromaticen, la idea es sumergir la proteína para que los ácidos debiliten los tejidos de la carne y queden blandos, aumentando su capacidad de retener líquido. El tiempo del marinado puede oscilar desde 2 hasta 12 horas.

4. Evitar el frío de la nevera

Sacar la carne o el pescado crudos de la nevera al menos 20 minutos antes de echarlos al fuego es suficiente para que pierdan el frío y alcancen la temperatura ambiente. Si la carne está demasiado fría cuando llega a la parrilla, corre el peligro de que se queme por fuera antes de que se cocine el interior. Esto es especialmente importante con el pollo, las salchichas y cualquier otra carne de cerdo por razones obvias. También es importante hacer esto con las hamburguesas y los filetes de ternera para asegurarse de que la carne está tan poco hecha o bien hecha como te gusta.

la mejor carne para la barbacoa perfecta
leña natural para la barbacoa perfecta
5. Métodos de cocción directa e indirecta

La cocción directa es el método más común en la barbacoa, ideal para cortes finos como filetes, hamburguesas o pescado, ya que se colocan directamente sobre el fuego. Una de las principales ventajas de la cocción directa es que las altas temperaturas dentro de la barbacoa crean las condiciones perfectas para el chamuscado, lo que da un gran sabor y textura a la carne

El líquido del marinado debe tener una base ácida (vino, zumo de limón, vinagre, leche agría) con una mezcla de algunos vegetales, hierbas y especias que lo aromaticen, la idea es sumergir la proteína para que los ácidos debiliten los tejidos de la carne y queden blandos, aumentando su capacidad de retener líquido. El tiempo del marinado puede oscilar desde 2 hasta 12 horas.

6. Pruebe la carne

Probar la carne puede resultar algo obvio, pero muy importante, sobre todo si cocinas para mucha gente. Puede ser difícil saber si la carne está bien hecha en la barbacoa sólo con la vista. Asegúrate de cortar el pollo y el cerdo y comprobar si los jugos son transparentes, o invierte en una sonda de temperatura. Este sencillo paso nos ahorrará tener que volver a echar la carne de nuevo en la parrilla tras haberla servido en la mesa y que nuestro estatus de gran parrillero quede intacto.

carne para asar en barbacoa con leña gallega
carne para asar en barbacoa con leña natural
7. Reposar la carne

Una vez que la carne esté cocinada a su gusto, es conveniente dejarla reposar unos minutos. Esto permite que reabsorba sus jugos y se vuelva más tierna. A nosotros nos gusta dejar reposar la carne en una bandeja caliente, cubierta con papel de aluminio, en la rejilla superior de la barbacoa, lejos del calor directo. Cuanto más grande sea el corte, más tiempo hay que dejarlo reposar. En este momento también nos aseguramos de que Firulais el perro esté fuera de la zona, y transcurrido el tiempo de espera oportuno ya estaremos listos para degustar nuestra creación.